lunes, 9 de febrero de 2009

Música


No me priven de ella, pues es un poema sin palabras, es poetiza que no necesita letras para expresarse. Es el dolor sin herida y la fuerza de los débiles. Es la compañía de mi soledad. Me da vida como cura para la muerte y muerte como cura para la vida.

No hay comentarios: