miércoles, 1 de abril de 2009

El duelo


Somos únicamente tú y yo y ya te he localizado en el espejo.
No necesito otra arma, mis dedos son más que suficientes para acabar contigo de una vez por todas.
No es un tema de racismo, pero no me agradas y te mandaré a dormir con los peces.

Te llegó la hora bastardo, nunca debiste asumar tu oscuro rostro en mi pueblo.

¡Adiós!... punto negro.
Lo rojo es lo de menos

No hay comentarios: