viernes, 24 de abril de 2009

IV


Mi naranjo tuvo una azul,
La lógica la pintó naranja.

2 comentarios:

César Paolo dijo...

Si el naranjo da una naranja azul, ¿Qué motivos habría para seguir llamándola naranja?

Amèlie dijo...

Para diferenciar al creador de su creación.