martes, 12 de mayo de 2009

Revelaciones


Y dijo el todo poderoso:
Decidme ¿Yo soy vuestro señor?

La multitud contestó con un rotundo 'Sí'. El todo poderoso los miró por un rato, arrugó la frente y luego gritó:
¡Blasfemos! ¡No debéis adorar falsos ídolos!

La multitud se asombró. Ante al asombro el todo poderoso dijo:

Me llamáis señor, pero sólo soy...somos creaciones de un escritor, él es nuestro dios.

No hay comentarios: