domingo, 28 de junio de 2009

Imagina que llueve de otro ángulo, aunque esté lloviendo


Para Fernanda Barra
espero que te guste un poco más la lluvia ahora

¡Qué es cool la lluvia!

¡Oh! ¡La detesto!

—Es que tienes que te falta un supuesto:
imagínate caminando bajo la lluvia sin paragüas
llegas a un lugar donde hay un gran sauce
y te sientas sobre sus raíces para capear un poco las gotas
ves caer millones de gotas al mismo tiempo desde tu posición
luego piensas en el enojo que tiene el agua contra la tierra
de qué otra manera se justificaría que las gotas golpeasen tanto al suelo
(¿envidia quizás?)
después sales de la protección del sauce para acostarte sobre el pasto
sientes las gotas mojándote el rostro

te das cuenta que en realidad las gotas te acarician
y eso mismo lo hacen con la tierra
hay una relación de amor tierra-agua
piensas en el mar
piensas que la arena está enamorada del mar
y que cada ola que llega a la playa es un beso del mar que le da a la arena
piensas en el sauce
que si el agua y la tierra no estuviesen enamorados
no podría vivir
el sauce es hijo del agua y de la tierra te dices
luego te preguntas de quién eres hija tú
y te miras las manos mojadas

Después de un rato
miras a tu alrededor

te sientes presa en una cárcel de lluvia
te levantas y caminas
ahora te das cuenta que no es una cárcel
es una amalgama de aires
aire y agua juntos
piensas en el aire
concluyes que el aire es el camino
es el camino del agua a la tierra
luego notas que también es tu camino
piensas que quizás la tierra y el agua son tus padres
(¿no serás un sauce?)

¿y la lluvia?
la lluvia sólo cae

3 comentarios:

Anónimo dijo...

:O César! gracias gracias gracias!
Tus pensamientos me hacen sentir que quizá todo es muy distinto de cómo se ve.

Anónimo dijo...

escribes hermoso! me encanto todo uff! me enamoree!!

Ana dijo...

Me encanta lo que escribes, es hermoso que puedas ver y sentir el mundo de esta manera...