martes, 30 de junio de 2009

Oda al Punto


El punto no es ese, porque el punto está mal interpretado. No fue hecho para separar y para terminar, sino, para nunca detenerse.


Suelen confundir puntos con pelotas y es grande la diferencia: El punto no es una pelotita chiquitita, pero si a una pelota grande la pintas de negro, se vuelve un punto grande.


Teorema: Los puntos son negros. Si un día te quieren hacer creer que una pelotita minúscula amarilla es un punto amarillo. Eso no es un punto, es una pelotita amarilla. Recuerda este teorema.


Hola Punto, te presento a coma, ahora llévatela a la cama y procuren pasarla bien, sabes que los ‘punto y coma’ no aparecen de la nada.


¿Dónde está? No logro verlo

¿Ves ese puntito de ahí abajo?

Pues ese es el punto.


Procederemos a votar para que las enes sean borradas para siempre de la historia.

Coma: A favor. Guión: A favor, me favorece. Tilde: A favor. Exclamación: A favor.

Sólo hay un voto en contra, pero el señor me pidió que no dijera su nombre.


¡Oh! ¡Me salió un punto negro!

¿Y de qué otro color esperabas que te saliera? LOS PUNTOS SON NEGROS, recuerda el teorema.


El punto es el padre del suspenso…


No confundir muchos puntos con la tos de un punk. Si lo hace, procure decirle a su interlocutor que aprenda a pronunciar mejor, no hay kas en el plural.


Una línea es un punto en movimiento. Estar sin prisa y que te lleve la brisa es una mariposa en movimiento.


Ayer fui al doctor y me dijo que los puntos estaban muy rojos, me hizo notar su preocupación, pues eso no era normal. Yo le dije: ¡Claro que le debe preocupar! Si los puntos son negros, recuerde el teorema.


El punto suele servir para bordados, para los encuentros, para canjear cosas, para hacer durar la mitad del tiempo más a lo anterior (podrían ponerle puntos a los relojes), para comprender opiniones o de vista, etcétera.


Dos puntos te dirán lo que pertenece.


El verbo del punto tomó un carácter sexista y masculino, algo negro (por el teorema), que tiene ligado un placer sexual suprimible pero impulsivo.


Punto que te quiero punto. Sin ti, i sería hija de ele y jota sólo un bastón invertido.


Un punto es E, dos puntos, i, y tres, S.


Un punto en el espacio es la abreviatura de nada.


El punto es que no puedo ver el punto sin pensar en la exactitud y responsabilidad de tus acciones, porque tu puntualidad, amigo punto, es loable.


Para terminar una coma,

No hay comentarios: