jueves, 2 de julio de 2009

Buscando a Lorena


A Lorena San Martín Gallardo
que no la conozco
pero tengo una pintura suya
de cuand eras colegiala.


Me encontré tu cuadro abandonado en una sala vacía de mi colegio. La sala también está abandonada. Entré por cosas del destino a esa sala con un grupo de personas; tu cuadro estaba en altura, sobre un relieve de la pared y por eso nadie lo notó, pero como a mí me gusta estar mirando para arriba, lo descubrí y lo tomé de inmediato.
Son tres mujeres tras una celda de madera, tres mujeres de distintas razas con unos rostros llenos de aflicción, sus ojos parecen como si estuvieran bañados en lágrimas de impotencia, no de pena. Tu cuadro de muchacha me gustó mucho.
Apenas dejé de mirar los ojos claros de la mujer del medio, que pedía que la sacaran de la celda en donde la metiste, busqué algún dato en el cuadro que me dijera quién lo había hecho y encontré tu nombre escrito tres veces, tu edad 17 años, aunque no creo que todavía tengas esa edad y tu colegio. Al parecer estabas participando en un concurso, tampoco sé si ganaste, aunque creo que en ese concurso he ganado yo, al encontrar tu pintura, que si bien no es un cuadro de John Collier, es una obra sensible que proyecta mucha emotividad. A mí me dan ganas de liberar a esas encarceladas, a pesar de que hubiesen cometido algún crimen.
Cuando llegué a mi casa, te busqué a través de los medios que se me ocurrieron mediante tecnología actual, mas no te hallé, por lo que pienso ir a tu liceo por si encuentro alguna pista para dar con tu actual paradero. Mientras te buscaba puse la pintura a contra luz y sentí que me estaban mirando, siendo que, a simple vista, estaba solo en este cuarto.
Un amigo me dijo que le parecía muy mágico encontrarse con alguien en la ciudad, porque de millones de personas que existen, conoces un puñado, hay una probabilidad muy baja de toparse con un conocido, existen más posibilidades de encontrarse con un desconodido. Por eso tengo la esperanza de encontrarte, porque no te conozco, aunque existe la posibilidad de que ya te conociera. El punto, Lorena, es que te pido que me contactes si es que te enteras que te busco.

No hay comentarios: