lunes, 26 de octubre de 2009

Idilio a mudas


Decidí quererte
No porque te hubiese querido
Porque tú me querías

Y resultó que a nadie más
A nadie, he querido como a ti

Si hubiera decidido no quererte

Hubiera menospreciado a alguien
¿Acaso esperaba decirle sí a otra?
¿Esperaba querer a alguien
Que no me quería como tú?
Quise quererte y parece

Que ya te quise con cada gana

No te abrazo

Porque temo que el querer
Te manche la ropa
No te digo

Porque temo que al decir
No diga que te quiera tanto
Pero te miro

Y veo que me quieres
Y no veo que te quiero

Porque los ojos no se ven a sí mismos


La próxima vez que te vea
No te diré que te quiero

Y tampoco me dirás que me quieres

Pero tan solo con mirarnos

No nos daremos un beso
Y con cada beso que no nos daremos

Nuestro querer crecerá otro poquito

Para que finalmente

Cuando yo te diga que te quiero

Y tú me digas que me quieres
Tendremos todo el querer del mundo

Y podremos decirnos que nos queremos

Y jamás mentiré y jamás mentirás

Al recordarnos cada día y cada instante
Nuestro querer en nuestro silencio