jueves, 3 de diciembre de 2009

El cielo en llamas


Un hombre llega con un maletín a la puerta de la cede principal de las naciones unidas y le dice al recepcionista: «Señor, déjeme pasar a la reunión de los jefes de estado, porque aquí dentro tengo los pasos a seguir para conseguir la paz mundial». El recepcionista, al ver al hombre algo desaseado, como si hubiera hecho un largo viaje, y su mirada café y perdida, le dice que no sea idiota, porque la paz es una utopía. El hombre luego de insistir un par de veces, se resigna y se va pensando en todos los lugares en que ha sido rechazado de la misma manera. Cuando va caminando por un costado de la carretera una luz lo enfoca, él mira hacia arriba, es secuestrado por extraterrestres.
El hombre despierta en la cama de su casa y de inmediato busca el maletín por todas partes. Cuando se da cuenta que ya no lo encontrará, se pone a llorar desconsoladamente.

Al otro lado del mundo está atardeciendo y un niño le dice a su madre: «Mira mami, hoy el cielo no se puso rojo». El cielo es celeste solamente, limpio de otros colores, oscureciendo hasta volverse noche.

1 comentario:

Tekkonkinkreet* dijo...

Mientras leía se me escapo una sonrisa tan grande que llegue a asustarme.